fbpx

La cruda realidad sobre la salud de Kiko Hernández: «Casi no puede moverlos»

la-cruda-realidad-sobre-la-salud-de-kiko-hernandez:-«casi-no-puede-moverlos»

Kiko Hernández se quiso tomar un tiempo para respirar después de tantos meses arrastrando problemas. La salud física y mental le pedían a voces un descanso, por lo que se apartó de la televisión durante unas semanas. Hace unos días reapareció en ‘Sálvame‘ con las pilas cargadas. Sin embargo, en su mente todavía tiene muy presentes tres personas que murieron en el último año: una tía y sus amigas Mila Ximénez y Begoña Sierra, propietaria del bingo Las Vegas.

Kiko mantenía una estrecha relación con las tres. Se le pudo ver destrozado en más de una ocasión a consecuencia de estas pérdidas, y aunque aparecía en televisión intentando pasar página, en realidad no conseguía superar esos pequeños baches. Finalmente se decantó por desaparecer, por mantenerse alejado de todo durante un tiempo e, incluso, por cerrar la cuenta de Instagram para conseguir una desconexión completa.

A esto hay que añadirle todo el estrés que llena su vida familiar. Está pendiente de sus hijas Jimena y Abril, que ya tienen cuatro años. Además, la enfermedad que arrastra desde hace años tampoco le da paz, por lo que él mismo admitió estar «desesperado». Sufre artritis psoriásica, una enfermedad degenerativa que ataca las articulaciones y provoca dolor y falta de movilidad.

Kiko Hernández en el seu retorn a 'Sálvame'
Kiko Hernández en su regreso a ‘Sálvame’ | Mediaset

Este problema lo sufre desde los 35 años, y hay épocas en las que se agudiza. Confesó que alguna vez le resultó imposible subir las escaleras de su casa. «Había noches que me quedaba en el salón porque era incapaz de subir cuatro pisos», aseguró, en concreto. Ante esta situación se vio obligado a mudarse a otra casa, un chalet de 700 metros cuadrados, piscina cubierta y más de 3.000 metros de parcela que le habría costado 2,5 millones de euros.

El doctor Sánchez Martos, que pasa consulta cada semana en el espacio de Telecinco, quiso abordar la enfermedad de Kiko Hernández. Dirigiéndose al propio Kiko, explicó que «está muy vinculada a estados nerviosos y, posiblemente, te habrá afectado más en los últimos meses». Y sí, precisamente la última ha sido una época muy dura para él, en la que se preocupó por Mila, pero también por Begoña Sierra.

La tensión acumulada y en las noticias desagradables le han hecho admitir que «hace un año que ya no puedo más, se me junta un luto con el otro, y llega un momento en que revientes». La artritis psoriásica, por su parte, le impide mover bien la mano derecha, provoca pinchazos y deja los dedos casi inmóviles. Esta enfermedad la padecen entre uno 10 y uno % de los españoles.

Kiko Hernández, con problemas en el día a día

A Kiko le priva de vivir con normalidad el día a día. No permite realizar ciertas actividades. Tampoco pudo hacer la mudanza como a él le hubiera gustado, y tuvo que confiar sus pertenencias a una empresa especializada. De hecho, quiso aprovechar la ocasión para agradecerles su ayuda. «Me he hecho la vida muy fácil, porque yo era incapaz de cargar absolutamente nada en aquella época», añadió.

Mila Ximénez a Sálvame

Esta compañía de mudanzas también fue la responsable de empaquetar los muebles y pertenencias de su amiga Mila después de su muerte. Al volver al programa de Mediaset, Kiko también quiso pronunciarse sobre uno de los temas de actualidad., la posible ruptura de Antonio David y Olga Moreno. Confesó que él si se creía la separación, y que aunque había sido desconectado, ya estaba enterado de la ruptura y la relación con Marta Riesco.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrar publicidad relacionada a sus intereses. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Configurar y más información
Privacidad