fbpx

Karlos Arguiñano no gana por gustos en casa: después de la hermana, la mujer

Karlos Arguiñano podría estar pasando los momentos más complicados de su vida. Tras el duro golpe que recibió al conocer la enfermedad de su hermana, ahora el cocinero está muy preocupado por su mujer, María Luisa. ‘Luisi’, como cariñosamente le llama Arguiñano, es un pilar fundamental en su vida, viven juntos desde hace cuarenta años, y han formado una familia numerosa.

El vasco es incapaz de vivir sin ella, y así lo confesó en el programa de TVE ‘Dos parejas y un destino’, en el que Karlos ejerció de anfitrión del País Vasco. Junto a otras caras conocidas, se mostró angustiado y preocupado por el momento familiar que está atravesando.

Karlos Arguiñano sufre por su mujer

A sus 73 años, Karlos Arguiñano ha tenido una vida muy ajetreada. Su pasión por la cocina le ha convertido en uno de los cocineros más respetables y famosos de nuestro país. Alejado de las elaboraciones minimalistas, el euskera apuesta por una cocina familiar al alcance de todos y de fácil preparación. De hecho, Arguiñano puede presumir de ser familiar.

Sus siete hijos así lo avalan, y también su hermana, que colabora con él en su programa de cocina. Por todo ello, no puede evitar oír un nudo en la garganta cuando algunos de los miembros de la familia atraviesa por un momento complicado. Hace tiempo, vivió de cerca la enfermedad de su hermana Eva, y ahora sufre por su esposa, Maria Lluïsa. Durante su intervención en el programa de TVE, Karlos se abrió al resto de comensales explicándoles lo mal que lo está pasando.

María Luisa no surt de casa per por al coronavirus
María Luisa no sale de casa por miedo al coronavirus | GTRES

El coronavirus paralizó a todo el mundo y cambió la manera de relacionarnos con nuestro entorno. Esta situación se volvió francamente difícil para la mujer de Arguiñano que, temerosa de poder contagiarse, decidió no salir de casa. «Se nos está haciendo muy largo, esa historia está siendo dura de verdad, Luisi, mi mujer, no sale de casa», confesaba preocupado. «Mi mujer ha sido capitana toda la vida», añadía. Además, el hecho de no haber podido ver a sus nietos también ha hecho mella en su ánimo.

La mujer de Karlos Arguiñano, su mayor apoyo

El chef siempre ha presumido del carácter irresistible de Luisi. Con sólo nueve años ya ayudaba a su madre en la pescadería, y poco después se fue a vivir sola a París, donde trabajó como limpiadora en una escuela hasta que, cumplidos los 15 años, regresó a su tierra natal. Trabajó duro para sacar a su familia adelante y conoció a Karlos Arguiñano. Ella misma confesaba en una entrevista para el ‘Diario Vasco’ las dificultades que tuvieron para mantener el negocio familiar.

«Yo siempre he sido muy asertiva, y nos arriesgamos», explicaba ella. «Eran los ochenta, vivíamos encima del restaurante, fueron momentos difíciles, debíamos mucho dinero, pero yo siempre he dado la cara», señalaba Luisi. Esta actitud enamoró a Karlos, tal y como él mismo explicaba, y es por eso que la considera «su capitana». Ambos se han apoyado mutuamente en los momentos difíciles.

Por eso, ver a Luisi aterrorizada ha hecho saltar las alarmas, ya que Arguiñano no está acostumbrado a verla con miedo. Ante esta situación, quiso enviar un mensaje motivador a todos los espectadores: Ambos se apoyaron mutuamente en los momentos difíciles. «Aproveche cada minuto de su vida, no deje nada para mañana».

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrar publicidad relacionada a sus intereses. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Configurar y más información
Privacidad